Las tendencias claves en logística de última milla que marcarán el 2024

La sostenibilidad, la inversión en tecnologías como el Machine Learning, las estrategias como el nearshoring y el auge del Quick Commerce serán algunas de las actividades que marcarán la pauta en la industria.

De cara al 2024, el mundo de la logística de última milla ha experimentado transformaciones significativas, impulsadas por la innovación tecnológica y las exigencias cambiantes del mercado. Desde la adopción de prácticas sostenibles hasta la integración de tecnologías avanzadas como la inteligencia artificial y prácticas como el nearshoring, estas tendencias no solo están optimizando la eficiencia logística, sino también respondiendo a preocupaciones ambientales, empresariales y de consumo. Además, la inversión en tecnología de la información está jugando un papel crucial en este proceso de transformación, mejorando la gestión de inventarios, la planificación de rutas y la interacción con los clientes.

En este artículo, DispatchTrack, compañía líder en tecnología de última milla a nivel global, explora las tendencias emergentes en el sector, destacando aquellas que van a redefinir la entrega de productos y mejorar la experiencia del cliente en 2024.

El fortalecimiento de la sostenibilidad en las entregas de última milla

La sostenibilidad es una tendencia creciente en la logística de última milla. Sin embargo, muchas veces los departamentos encargados de la gestión empresarial asocian las iniciativas ecológicas con un incremento en los costos y una inversión considerable. En el ámbito de la logística, existe tecnología que fusiona eficazmente la sostenibilidad con la eficiencia operativa. Precisamente, la implementación tecnológica en la logística verde no solo es beneficiosa para el medio ambiente, sino que también resulta en ahorros significativos.

Enrique Donoso, Director Comercial de DispatchTrack para Latinoamérica, explica que este 2024 el enfoque estará en optimizar las rutas de entrega para reducir el tiempo en tránsito y los costos asociados, como el consumo de gasolina, el mantenimiento de equipos y las operaciones en general. A través de esta optimización, es común observar reducciones de costos cercanas al 20% en empresas que automatizan su logística, lo que conlleva un ahorro económico directo, pero además permite medir y convertir estos ahorros en una disminución tangible de la huella de carbono.

El papel de la IA y el Machine Learning en la logística de última milla

La inteligencia artificial (IA) está transformando radicalmente la logística de última milla, con expectativas de un papel cada vez más crucial en la industria. El avance de soluciones más sofisticadas, impulsadas especialmente por el aprendizaje automático (Machine Learning), augura una era de mayor automatización y eficiencia en los procesos de entrega.

Los SaaS especializados en logística de última milla están intensificando su inversión y desarrollo en Machine Learning. Esta tecnología es fundamental para optimizar rutas, tomando en cuenta variables como el tráfico, el volumen y tamaño del vehículo, y el tipo de carga, gracias a su habilidad para aprender y mejorar continuamente a través de la repetición de rutas. Plataformas logísticas como DispatchTrack ya están utilizando Machine Learning para crear sistemas propios de mapas y análisis de tráfico, diseñados específicamente para satisfacer las demandas empresariales, haciendo que los software se adapten a requerimientos más complejos y detallados de las empresas.

La importancia de invertir en tecnología de la información (TI)

La tecnología de la información (TI) juega un papel crucial en el éxito de la logística de última milla. Invertir en TI permite a las empresas mejorar la eficiencia y la precisión en la gestión de inventario, la planificación de rutas y la comunicación con los clientes. Además, la implementación de sistemas de seguimiento y rastreo en tiempo real permite a los clientes tener visibilidad sobre el estado de sus entregas, lo que genera confianza y satisfacción en el servicio.

Otra forma en que la tecnología de la información beneficia la logística de última milla es a través de la optimización de la cadena de suministro. Los sistemas de gestión de almacenes y los sistemas de gestión de pedidos ayudan a agilizar los procesos y reducir los tiempos de entrega. También permiten a las empresas identificar y resolver de manera proactiva problemas en la cadena de suministro, como retrasos en la entrega o falta de stock.

La transformación del modelo de negocio con el nearshoring

El nearshoring en la logística de última milla consiste en trasladar la producción y distribución de productos a ubicaciones más cercanas al mercado objetivo. Este enfoque permite tiempos de entrega más rápidos y una reducción significativa en los costos logísticos. Sin embargo, enfrenta desafíos como la eficiencia en la operación, la automatización y el cumplimiento de normativas locales. La conectividad directa con puertos y la cercanía a mercados clave son aspectos críticos para maximizar la eficiencia logística. La diversidad geográfica en estas zonas estratégicas también juega un papel importante en la adaptación de las operaciones logísticas a diferentes entornos.

Una estrategia de nearshoring bien planificada y gestionada puede superar sus desafíos inherentes. Esto implica inversiones en tecnología, una evaluación continua de riesgos y una colaboración estrecha con socios logísticos confiables, lo que convierte al nearshoring en un líder estratégico para la eficiencia en costos, la consolidación de cadenas de suministro y el éxito en el ámbito logístico.

Quick Commerce: El auge de la entrega rápida y eficiente

Este concepto va más allá de la idea convencional de entregas en el mismo día, orientándose hacia una meta más ambiciosa: establecer ventanas de entrega de aproximadamente 30 minutos. La clave de esta tendencia, que ya está en práctica entre los principales retailers de la región, no reside únicamente en la adopción de tecnología, sino en la construcción de una cadena logística eficiente y bien planificada, por lo que es esencial contar con múltiples puntos de distribución estratégicamente ubicados, que permitan cubrir distintos radios de acción rápidamente. Este enfoque ha motivado un cambio hacia la creación de pequeños centros de distribución.

En síntesis, este 2024 la industria logística de última milla estará marcada por avances tecnológicos, la sostenibilidad y las estrategias para la eficiencia operativa. En el caso de negocios que buscan mejorar sus servicios de entrega, la recomendación es centrarse en la experiencia del cliente a través de una plataforma todo en uno, capaz de re-rutear automáticamente las entregas ante cambios inesperados, que permita una comunicación bidireccional entre el cliente, el conductor y la empresa e incluso que pueda medir la huella de carbono de los vehículos y las operaciones.

El Director Comercial de DispatchTrack señala que las compañías interesadas en acelerar sus tiempos de entrega deben reconocer que, si bien la tecnología desempeña un rol fundamental, la planificación logística y la selección estratégica de los puntos de acople y despacho para la última milla son igualmente cruciales. “El 2024 será un año en el que veremos una convergencia en la aplicación de estas tendencias logísticas, pues las empresas buscan apalancarse de un sistema integral de estrategias que garantice un servicio eficiente, puntual y preciso a la vez que optimiza operaciones y reduce costos”, subraya Donoso.