Molicentro apuestan por eficiencia e innovación

La empresa peruana tiene previsto invertir en almacenes y modificaciones logísticas, a la vez que busca adaptarse a la coyuntura mediante la innovación en sus productos

La reconocida Molinera del Centro (Molicentro), compañía perteneciente al Grupo San Jorge, se prepara con una interesante estrategia para enfrentar un 2024 lleno de desafíos en el sector molinero. El plan se centra en la eficiencia y la innovación, para contrarrestar la caída de precios internacionales del trigo y la inflación del país.

De acuerdo con el gerente general, Fernando Mariátegui, Molicentro mantiene objetivos ambiciosos para 2024. La empresa espera incrementar sus volúmenes en un 10% y mejorar sus utilidades, apoyándose en la recuperación del sector panadero y el negocio de pasta, además de mantener la estabilidad en la categoría de galletas (San Jorge).

“Estamos invirtiendo en almacenes y en modificaciones logísticas (con proveedores) que nos darán ventajas que podemos compartir con los clientes”, declaró el ejecutivo. Y agrega que la primera iniciativa es implementar un almacén central en su actual planta de Ate que estará listo en este primer semestre. De este modo, buscan reducir el impacto que produce el desvío de rutas de importación, por los problemas operativos en el Canal de Panamá.

En términos de infraestructura, Mariátegui anunció que la empresa tiene previsto definir los planes de un nuevo molino en Perú para su ejecución en 2025 o incluso antes, con el objetivo de descentralizar la producción fuera de Lima. Este anuncio se produce en un contexto donde la capital cuenta con más de 20 molinos, superando la demanda existente, mientras que en provincias la situación es muy distinta.

Con casi 30 años de operación, Molicentro se consolida como una empresa resiliente frente a las adversidades, con una visión clara hacia la eficiencia y la innovación, preparándose para superar las dificultades actuales y futuras del mercado. Además, destaca por su apuesta por el suministro de gas natural y fuentes renovables en sus operaciones.

En cuanto a San Jorge, la compañía apunta a una estrategia de productos que se adapta a la recesión económica. “Aunque la mayoría de consumidores peruanos son tradicionales, están atentos a las innovaciones”, afirmó Mariátegui. Adelantó que planean lanzar presentaciones más económicas de pasta, para adaptarse a compras más frecuentes, especialmente en bodegas, locales que han ganado fuerza debido a la situación económica.

Por otro lado, buscan expandir su cobertura de ventas de galletas, apostando por la desconcentración de volúmenes de ciertas localidades y la cocreación de productos con sus consumidores, en un esfuerzo por fortalecer su vínculo con ellos.

Labor social

Más allá de las estrategias comerciales, Molicentro también tiene como bandera un fuerte compromiso social. La compañía, en alianza con la renombrada compañía estadounidense Cargill, está por implementar una escuela y taller de panadería y repostería en el albergue de niñas La Casa de Gina en Chosica.

Este proyecto, que estará operativo en tres meses, busca no solo enseñar habilidades prácticas a menores, sino también replicar la experiencia en otros establecimientos, marcando una inversión en el futuro de la comunidad.